Dienstag, 29. November 2016

lamparas de polimerizacion, halógenas, plasma, láser, diodos

lamparas de polimerizacion, halógenas, plasma, láser, diodos.

Es evidente la estrecha relación existente entre la Odontología estética y los materiales fotoactivables. Esta necesaria "dependencia", que inicialmente quedaba limitada a la aplicación de las lámparas de fotopolimerización sobre resinas compuestas, se ha visto incrementada en los últimos tiempos por la utilización, cada vez más frecuente, de la activación lumínica sobre productos para el blanqueamiento dental. Así pues, ante esta nueva demanda, la industria ha incrementado sus esfuerzos para el desarrollo y aplicación en Odontología de nuevas fuentes de luz cada vez más rápidas y eficaces.

Los Odontólogos, que hasta hace muy pocos años sólo utilizábamos y conocíamos un único tipo de lámparas de polimerización, nos vemos ahora obligados a "navegar" entre múltiples opciones tecnológicas a la hora de elegir una fuente lumínica adecuada para la fotoactivación de nuestros materiales clínicos. Es por tanto imprescindible conocer los tipos y características básicas de las diferentes tecnologías de fotoactivación para poder decidir cual se adapta mejor a nuestras necesidades.

La luz ultravioleta fue el primer tipo de fuente lumínica utilizada para la fotoactivación de composites en la década de los setenta, aunque se reemplazó rápidamente por otros sistemas debido a su escasa capacidad de penetración, lentitud de fotoactivación y riesgo de dermatosis o lesión ocular ante exposiciones prolongadas. No obstante, es interesante recordar que, a pesar de que su uso se abandonó hace ya más de 25 años, todavía en la actualidad seguimos leyendo o escuchando en ocasiones el concepto incorrecto de "polimerizamos mediante luz ultravioleta...".

Así pues, desde mediados de los ochenta y hasta mitad de los noventa, la principal fuente de iluminación utilizada ha sido la lámpara halógena, la cual ha sufrido una escasa evolución cualitativa durante este periodo ya que los principales esfuerzos científicos se encaminaban hacia la mejora de la polimerización mediante el desarrollo y evolución sobre la propia composición química de los materiales fotocurables.

La principal misión de la lámpara de fotoactivación en el proceso de endurecimiento del composite o en su aplicación sobre un agente blanqueador, consiste en la activación, mediante su energía lumínica, de los compuestos químicos fotoiniciadores existentes en la propia formulación del material, los cuales desencadenarán la reacción química de transformación del productos dentales inicial en el producto final deseado. Estos compuestos, cuyo principal representante son las canforoquinonas, son especialmente sensibles a la energía lumínica en el rango de los 470-475 nm de longitud de onda (luz azul), provocando tras su fotoactivación, la aparición de radicales libres capaces de desencadenar la reacción química deseada sobre el compuesto.






Keine Kommentare:

Kommentar posten